18 DE JUNIO

San Gregorio Barbarigo, obispo y cardenal

Con Gregorio Barbarigo nos encontramos primero con un secretario del embajador veneciano que participó en la paz de Westfalia (1648). En 1653, sin embargo, viaja a Roma y el cardenal Chigi le aconseja que estudie derecho y ordene de presbítero (1655). Cuando el cardenal es nombrado obispo de Roma (Alexandre VII) lo llama a su lado, y él vivirá siempre austeramente. Se desvivió en la peste del 1656, así como cuando fue nombrado obispo de Bergamo (1657) y cardenal (1660), animando a la reforma que el Concilio de Trento había propugnado. Tuvo, sin embargo, sus opositores, que no querían tantas reformas en los seminarios, en la catequesis, en la pastoral. Murió el 18 de junio de 1697 y fue canonizado el 26 de mayo de 1960.