17 DE SEPTIEMBRE

San Roberto Bellarmino, obispo y doctor de la Iglesia

Nacido en Italia (1542), entró en la Compañía de Jesús y fue profesor de teología en Lovaina y en Roma, siendo más tarde padre espiritual en el Colegio Romano donde acompañó espiritualmente al que fue después San Luis Gonzaga. Hizo de todo: Provincial de los jesuitas, teólogo particular del papa, consultor del Santo Oficio y rector de la Penitenciaría; autor de varios catecismos precursores del catecismo tridentino, y también obispo de Capua y cardenal. Y ejerció también una gran actividad como escritor, diplomático y político, conservando siempre una ejemplar simplicidad de vida. De él se decía: «Era estimado del pueblo del mismo modo que también él la quería». Murió en Roma (1621).