13 DE JUNIO

Jesucristo, gran sacerdote

Fruto de las encíclicas Ad Católica sacerdotes y Mediator Dei, de Pío XII, la celebración se inició en Madrid y en Salamanca. En 1973 fue introducida en la liturgia hispana. Así se festeja la obra sacerdotal de Cristo. En el Misterio Pascual, realizado una vez por todas, se entrega al Padre a favor de la humanidad abriendo caminos de Paz y de Vida. Por el bautismo nos unimos a la ofrenda de Jesús y, por el servicio sacerdotal, algunos hacen viva la presencia del Señor en medio de su Pueblo. Así se festeja la obra sacerdotal de Cristo: «El sacerdote: debe tener una sólida personalidad humana; la formación teológica debe orientarse hacia la exigencia del pastor que debe alimentar la fe de la comunidad y desde esta misma fe debe ser crítico con el mundo; debe ser un hombre activo, dedicado al apostolado y necesita una capacitación pastoral, tanto teórica como práctica» (Juan Pablo II,» Perfil del sacerdote «).

«Última y antes de toda vocación al sacerdocio está siempre la oración de alguien» (Francisco, 04/21/2013).