El escudo episcopal del arzobispo metropolitano de Barcelona, Juan José Omella Omella

El escudo de armas del Arzobispo Metropolitano de Barcelona, el cardenal Juan José Omella Omella, incluye en su parte principal la imagen de la Virgen María, Virgen de la Misericordia, tal como se venera en la ermita de Cretas, el pueblo natal de Mons. Omella. La Virgen protege el Pueblo de Dios bajo su manto. El cardenal Omella, cuando fue nombrado obispo, quiso poner a los pies de la Virgen María el báculo y la mitra, atributos episcopales, confiándole así su ministerio. En la parte inferior del escudo aparecen los cuatro palos condales-reales, homenaje a su origen aragonés y su actual archidiócesis catalana. A su lado, aparecen dos pináculos de las torres de la Sagrada Familia que unen la tradición y la modernidad, con la presencia de la Santa Cruz del Capítulo catedralicio, sede del arzobispo metropolitano de Barcelona.

El lema:
El divisa del escudo es una frase del Benedictus: “Per misericordiam Dei nostri”, es decir, “por la entrañable misericordia de nuestro Dios” (Lc. 1,78), lema tan en sintonía con el magisterio del papa Francisco.