Una vela por cada difunto sin techo

El Hospital de Campaña Santa Anna celebra una misa de difuntos por las 46 personas que no han tenido una despedida digna

Una vela en recuerdo de cada persona que ha muerto en la calle durante este año. La parroquia y Hospital de Campaña de Santa Anna se ha llenado por la festividad de Todos Santos para recordar a cada difunto que ha finalizado su vida en las calles de Barcelona y no ha recibido una despedida digna.

En total 46 personas sin techo. 46 nombres y apellidos que se han recordado en cada llama encendida para recordarlos. En la misa de difuntos participaron los usuarios que durante las 24 horas del día acoge el hospital de Campaña, también los voluntarios, los amigos y los comprometidos con el proyecto, como M. Victoria Molins.

Para ser rico se necesita amor

La misa en recuerdo a los difuntos sin techo fue presidida por el obispo auxiliar de Barcelona, Mons. Antoni Vadell. En sus palabras pidió ser discípulos de Jesús. “Él es el maestro del amor, de la ternura, de la misericordia”. Según obispo auxiliar: “muchas personas acuden a este hogar con los bolsillos vacíos, pero solo se necesita amor para tenerlo todo”. Para el obispo Vadell entre todos nos podemos hacer este regalo porque es un don.

Si no tenemos amor, somos muy pobres; pero si tenemos este amor, somos muy ricos independientemente del dinero que tengamos.

El rector de la parroquia Mn. Peio recordó a David, un irlandés corpulento que dormía en la calle Rivadeneyra, justo en la entrada de las oficinas de la parroquia y que ha fallecido este año. David fue el motivo por el cual empezó el Hospital de Campaña de Santa Anna. Un lugar donde los sin techo se sienten acogidos y dónde encuentran la fraternidad.

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...