Recordando 1000 años del obispo Oliba  

El Ateneu Sant Pacià, la Universitat Autònoma de Barcelona y el Museu Episcopal de Vic organizan un congreso internacional sobre el Abad y Padre de la Patria  

Hace mil años, Oliba de Cerdanya (971-1046), abad de Ripoll y de Cuixà, fue ordenado ordenado obispo de Osona. En conmemoración de este aniversario, el Ateneu San Pacià, la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y el Museo Episcopal de Vic (MEV) han organizado el congreso Oliba de Vic, obispo de mil años atrás, entre el 8 -10 de noviembre. Tres días, para profundizar en este referente de la cultura en Cataluña y uno de los padres fundadores de la Iglesia catalana.
Este jueves ha tenido lugar el acto de apertura de este congreso internacional, en el Seminario Conciliar de Barcelona. El obispo auxiliar, ​​Mons. Sergi Gordo, acudió para presidir este primer encuentro, junto con el rector del Ateneu Mn. Armand Puig, así como, parte de los miembros del comité organizador.
El Dr. Armand Puig intervino en el momento del saludo, dando la bienvenida a todos los asistentes. Destacó la importancia de este congreso, que de alguna manera, al hablar de Oliba habla, a la vez, de la «Cataluña creciente». Una Cataluña que, con Oliba, amplió la extensión del catolicismo, a través del mediterráneo y del territorio.

Referente como obispo

El obispo Sergi ha comentado como el aniversario del nombramiento del obispo Oliba coincidía con el año de su nombramiento. Una diferencia relevante cuando a tiempo, pero a la vez una coincidencia que «le daba esperanza y animaba en su misión como obispo».
Asimismo, el obispo ha recordado como Cataluña necesita de figuras como el Abat Oliba, que «den convicciones a la sociedad». Tal como ha dicho, más personas que «hagan de espina dorsal» en el desarrollo del país.
«Nosotros ahora con las palabras del Santo Padre, también, tratamos de contribuir con la humanización de todo el tejido social», exponía el obispo Sergio. «Es así como lo hizo el obispo Oliba, quien desenvolvió la estructura cultural de nuestra Cataluña, continuaba Mons. Gordo – desde su posición como obispo de Osona y, posteriormente, de Vic. Fue allí donde se cultivó gran parte de la madurez cultural de Cataluña», añadía.

«Poner luz a la historia»

En representación del obispado de Vic, el Vicario General y Moderador de la Curia, Mn. David Compte ha presentado el congreso como «un trabajo que quiere formar parte de un engranaje que quiere adentrarse la Iglesia en medio del diálogo y la reflexión». Según dijo, el congreso «está llamado a poner la luz sobre una valía de nuestra historia». En este sentido, subrayó que debe ser un «aprendizaje por especialistas, así como una riqueza que tenga un retorno amplio en la sociedad».
En representación en la Universidad Autónoma, el profesor de origen estadounidense, el Dr. Matthias M. Tischler, ha destacado la importancia del estudio sobre Oliba. Según dijo, «la influencia y repercusión del obispo supone un estudio de gran importancia para la cultura catalana, insertada a la vez en el continente europeo».

Una figura que hay que estudiar

El canónigo y miembro del el Archivo Capitular de Barcelona, ​​Robert Baró, ha expuesto el porqué del congreso, que «embarca en una historia con un punto de emocionante». Así también, unas jornadas, en que se «quiere volver a poner sobre la mesa los hechos que rodean la figura del obispo Oliba» uno de los «más insignes de la historia». Oliba, conocido como obispo, y abate – tal como lo nombró Jacint Verdaguer durante la Renaixença – pero Padre de la Patria, tal como lo fue Torres y Bages años después «, exponía Baró.
Tal y como señaló, ahora, «hay que ir más allá de lo que se sabe y revisar su figura actualizándonos y mirando que podemos decir de nuevo». Es decir, «dibujar con ello su épica y la función principal».

Congreso en tres partes

En esta primera sesión en el Seminario Conciliar de Barcelona, ​​además de los parlamentos de inauguración ha tenido lugar una exposición detallada de la persona del obispo Oliba. De entrada, con la intervención de Ramon Ordeig (ABEV), que ha expuesto rasgos contrastados y relevantes sobre la biografía de la cuenta, el monje, el abad y el obispo Oliba. Un estudio contrastado entre las biografías de Albareda (1931), de Abadal (1948) y de Junyent (1971), así como estudios de este y hallazgos que se ha hecho actualmente. En segundo lugar, con la aportación del profesor de Princeton, Patrick Geary sobre: ​​el Abat- Obispo Oliva: Persistencia y transformación después de los Carolingios.
El segundo día, la segunda sesión tendrá lugar en la UAB, y se dedicará a la literatura escrita y legal con unos archivos descomunales y que comprende desde los archivos eclesiásticos hasta los civiles, en el contexto de Oliba.
Por otra parte, la tercera sesión tendrá lugar en la diócesis de Vic, momento en que se visitará la exposición del MEV. «Será una visita para ver cómo estas ideologías y obras cristianas, del momento del abad Oliba, se transforman con expresiones artísticas», tal como explicaba Robert Baró. «En resumen, será un congreso que pretende dar elementos que ayuden a la comprensión de esta figura relevante en Cataluña, desde su contexto.»
¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...