Los jóvenes rezan por los frutos del Sínodo

El obispo Toni celebra una misa en familia en la Catedral de Barcelona, con una mirada esperanzadora hacia el futuro de la Iglesia

Pocos días antes de la clausura del Sínodo de los Obispos, que tendrá lugar el 28 de octubre, el Secretariado Diocesano de Juventud de Barcelona convocó un encuentro con los jóvenes y el obispo auxiliar Mons. Antoni Vadell. Fue una misa en familia, en la Catedral, dedicada a rezar por los frutos del Sínodo. Una cita necesaria, por ser un Sínodo que ha tocado y está tratando un tema que señala directamente el futuro de la Iglesia, «Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional».

Conectar con Dios

Al inicio de la celebración, el obispo Toni recordó las palabras del Papa, cuando anunció la convocatoria del Consejo Extraordinario de los Obispos, el pasado octubre de 2017. Ese día, dijo: «he querido que ocupéis el centro de atención porque os llevo en el corazón». El Santo Padre, añadía también,»os invito a escuchar la voz de Dios que resuena en el corazón de cada uno a través del aliento de vida del Espíritu Santo».

Con relación al deseo del Papa, los jóvenes se encontraban en la pequeña capilla de San Cristo de Lepanto. Precisamente, para escuchar la voz de Dios y conectar con él, al fin de pedirle que este mes de reflexión sinodal, tenga un resultado próspero y esperanzador para la Iglesia.

Anunciar Jesucristo

Los jóvenes participaron en todo momento de la celebración, acompañada de una pequeña coral. Así, con su melodía alegre y profunda, tal como dijo el obispo, Dios se hacía presente y acariciando a los jóvenes con cada compás de la música.

Durante la homilía, Mons. Toni Vadell exhortó a continuar anunciando a Jesucristo. «En efecto, es un amor que debemos compartir y contagiar». Según expuso Vadell, «la vida cristiana es el encuentro con el Señor, descubrir que él nos ama y de ahí las exigencias de vida».

«Si tú has descubierto el amor de Dios no estés distraído», alertaba Vadell. «Adelante! Se te exigirá mucho en este sentido, ya que, la exigencia del Señor nace de este encuentro con él», dijo. El obispo alento a los jóvenes a «esperar cada día, a estar atentos». Es decir, «una atención que se hace cercana».

Desde Roma con nosotros

En cuanto a la participación del Cardenal en el Sínodo, Vadell aseguró que su presencia «nos hace estar a todos más cerca de Roma». «Están orando por toda la Iglesia y para todos los jóvenes, para que se puedan encontrar contigo, contigo y contigo – decía señalando a los jóvenes – y decirte el Señor te quiere».

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...

23 octubre, 2019
Café Youcat abre la temporada con Regina Mary, una cristiana que sufrió la represión religiosa en la India hinduista