Los exvotos

Descubre con Amadeu Carbó algunas curiosidades sobre los dones ofrecidos a una imagen religiosa en cumplimiento de un voto

Artículo de Amadeu Carbó

Acostumbrados como estamos a hablar de crisis diversas, ahora haremos precisamente esto: acercarnos a una expresión del arte popular que vive sus horas más bajas pero no por ello tiene menos interés. Los protagonistas del artículo de este mes de octubre son los exvotos.

¿Cuántas veces al visitar un santuario no os habéis acercado a la capilla o en el lugar donde se encuentran los exvotos? Algunos por curiosidad, otros desde un punto de vista más piadoso, y otros, porque no decirlo, desde la morbosidad más absoluta. Colgados en las paredes piernas de cera, jefes, muletas, vestidos de novia, gorras de soldado, fotografías, notas personales, retablos de madera pintados, barcas y reproducciones de barcos, incluso, puntos de sutura de los antiguos he llegado a ver. Todo ello forman todo un universo caótico de agradecimientos y también de sufrimiento.
Los exvotos son dones ofrecidos a una imagen religiosa en cumplimiento de un voto, es decir la materialización de una promesa por un favor recibido. En nuestra casa tenemos referencias documentales de esta práctica ya en el siglo XII, en que era costumbre ofrecer el peso en cera de un niño si el parto había ido, y valga la expresión, como Dios manda. Los expertos pero consideran esta práctica mucho más antigua remontándose la siglos antes de la entrada del cristianismo.

De exvotos podemos encontrar de muchos tipos. Unos de los más comunes, y comercializados son de cera con diversas formas de partes del cuerpo humano y que generó toda una industria de manufactura artesana a su alrededor. Estos normalmente eran ofrecidos por motivos de salud, una curación, o intervención quirúrgica, etc.

Otras y muy espectaculares tienen relación directa con los hombres del mar y las situaciones de peligro en la que se ven expuestos. Podemos ver reproducciones de barcos y barcas colgadas en las iglesias como la nave votiva conocida como la Coca de Mataró a la ermita de San Simón.

A mí los exvotos que me fascinan son los retablos pintados. Los descubrí hace muchos años en el Santuario del Miracle, en el Solsonès, donde pasé algunos veranos, mucho antes de que se restaurara el magnífico retablo barroco de Carles Morató que preside el altar mayor. Desde entonces siempre que veo en santuarios e iglesias les tengo una atención especial. Pienso que transmiten fragmentos de vida, un instante, de personas, familias, y comunidades algunas muy antiguas, ya que los ejemplares más antiguos que se conservan de este tipo de exvoto datan del siglo XV.
La composición de estos retablos pintados normalmente siguen el mismo patrón: un espacio llamado divino o huevo frito en la parte superior izquierda y que aloja entre nubes la Virgen, el santo o la santa a quien se hace la ofrenda. Un segundo espacio es el espacio humano, y que ocupa la mayor parte del retablos, en ella se representa la situación o calamidad que ha dado pie al voto. Finalmente un tercer espacio en la parte baja del exvoto que es el espacio escrito donde podemos leer el motivo del exvoto aunque en la mayoría de los casos se lee EX-VOTO.
A través de los retablos pintados podemos adentrarnos en usos y costumbres de nuestros antepasados. Podemos descubrir informaciones sobre hechos locales, o bien presenciar un instante de un hecho milagroso, entrar en la intimidad de la alcoba de un hogar o también hacer de espía de un momento de la guerra del francés, la guerra civil o de la, por suerte, desaparecida mili. Caramba con los exvotos.

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...

21 agosto, 2019
Entrevista al escritor y poeta madrileño F. Javier Expósito sobre sus sensaciones tras la peregrinación en Palestina e Israel
19 agosto, 2019
El segundo capítulo del Instrumentum Laboris propone una conversión ecológica integral que se preocupe por la tierra amazónica y por los pueblos indígenas que habitan en ella
17 agosto, 2019
Comunicado de la red 'Migrantes con Derechos' emitido el pasado 14 de agosto donde se denuncia la situación de los refugiados en el mar y la falta de iniciativa de los Gobiernos de España, Italia y Malta