«No cualquier trabajo sino un trabajo decente»

Un centenar de personas celebran la Jornada Mundial del Trabajo Decente en un acto simbólico en la catedral para pedir más condiciones laborales

«No cualquier trabajo sino un trabajo decente». Con esta premisa se reunieron más de un centenar de personas de entidades de iglesia, agrupadas por la plataforma Iglesia por el Trabajo Decente (Acció Solidària contra l’Atur, Cáritas, Cristianisme i Justícia, Justícia i Pau, Delegació Pastoral Obrera, Delegació Pastoral Social, Mans Unides, SEDASE, URC), a los pies de la catedral de Barcelona, con motivo de la Jornada Mundial del Trabajo.

Tal como explica la responsable del programa de Formación e Inserción Laboral de Cáritas Diocesana de Barcelona, ​​Desiré García, «con un trabajo decente, se podría cubrir las necesidades más básicas, pero hoy en día el trabajo no excluye a las personas de la pobreza, justamente, por las condiciones y contexto laboral «. Según los informes de Cáritas Barcelona hay muchas personas vulnerables que aún se encuentran inmersas en la precariedad laboral. En 2016 un 12% (382.500 personas) de las personas que trabajaban en Cataluña no llegaban a fin de mes. Esta cifra se ha visto incrementada en 0,8% (39.000 personas más) en relación al 2015 y un 3,4% en relación a 2008.

Más prestaciones para vivir

Contratos a corto plazo, subcontrataciones, desempleo, salarios bajos … Son sólo alguna de las causas de denuncia que hacen que hoy en día el mercado laboral no asegure las mismas condiciones para todos. Por ello, con el objetivo de denunciarlo, durante la jornada por el Trabajo Decente se llevó a cabo este acto simbólico, en el que los miembros de la plataforma Iglesia por el Trabajo Decente, desgarraron estas condiciones indignas, escritas en cartulinas, para de mirar hacia un futuro con más oportunidades para el trabajador. «Queremos pedir, aumento del salario, más coberturas sociales, no descapitalizarse de las personas y así reactivar un ascensor social para condiciones adecuadas», argumentaba Garcia.

El acto finalizó con la lectura del manifiesto, donde se dejaba claro que «no es una  cuestión económica, sino la posibilidad de una vida de acuerdo con la dignidad de todas las personas y de una convivencia fraterna».

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...

17 agosto, 2019
Comunicado de la red 'Migrantes con Derechos' emitido el pasado 14 de agosto donde se denuncia la situación de los refugiados en el mar y la falta de iniciativa de los Gobiernos de España, Italia y Malta
14 agosto, 2019
Entrevista a Pilar Casals profesora del ISCREB en el Diploma de Especialista Universitario en Mitología y Simbología