La Residencia Sacerdotal con el 50 aniversario

Mn. Francesc Raventós muy presente en la celebración de la residencia St. Josep Oriol concelebrada por el cardenal Omella, Mons. Josep Àngel Saiz, Mons. Salvador Cristau y Mons. Sergi Gordo

La Residencia Sacerdotal de Sant Josep Oriol continua con las celebraciones de sus 50 años. En 18 de junio de 1968 se puso en marcha esta residencia que acogía a los presbíteros jubilados que no tenían donde vivir y que ha dado asilo a más de 300 sacerdotes.

El cardenal Juan José Omella ha sido el encargado de presidir la celebración con la concelebración del obispo de Terrassa, Mons. Josep Àngel Saiz Meneses, que ha leído la homilía. También concelebravan el obispo auxiliar de Terrassa, Mons. Salvador Cristau; el obispo auxiliar de Barcelona, Mons. Sergi Gordo; junto con el actual rector de la residencia Mn. Josep Serra.

La celebración ha sido emotiva y sincera ante todos los sacerdotes jubilados, los acompañantes y amigos que se reunían a la capilla de la residencia. Hay que destacar también el recuerdo del canónigo Francesc Raventós, rector de la residencia durante 46 años, que seguía muy presente en todos los asistentes que no han dudado al nombrarlo en repetidas ocasiones.

“Esta celebración es también por los compañeros que nos acompañan desde el cielo, todos los que han pasado por aquí durante estos 50 años y que hoy también los tenemos con nosotros” aseguraba el cardenal Omella una vez acabada la Eucaristía.

El ministerio sacerdotal

Dios nos ha llamado al ministerio sacerdotal y nuestra consagración es por siempre jamás con Cristo y en Cristo

Así se refería Mons. Josep Àngel Saiz durante su homilía a la fidelidad de los sacerdotes a Cristo y a la Iglesia por la cual casi todos los presentes han dado su vida. “Nuestra eficacia pastoral no es proporcional a los proyectos que llevamos a cabo por muy importantes que puedan ser –Aseguraba Saiz- Sino que depende de la fe la esperanza y el amor que ponemos en cada etapa de nuestra vida. En cada acción de cada día grande o pequeña dependen de hacer la voluntad de diez en cada momento”.

50 años de historia

El Dr. Martí Bonet, archivero del Archivo diocesano de Barcelona, ha sido el encargado de hacer un repaso de la historia de la residencia Sacerdotal Sant Josep Oriol. La idea de crear un centro por los presbíteros jubilados viene de lejos. El año 1885 lo entonces obispo del arzobispado de Barcelona, Mons. Català Albosa tuvo la idea de hacer este centro para sacerdotes ya jubilados.

Un obispo solidario con su pueblo. Incluso ayudó aquellos que tenían la peste, haciendo que las monjas salieran del convento para cocinar a los enfermos y ofreciendo un duro al día a presbíteros que ayudaran a estas personas marginadas por la sociedad debido a la peste. Esta, ha sido una historia explicada por el Dr. Bonet que recordaba el lema que los sacerdotes tienen que tener en cuenta: “La verdad nos hará libres; pase el que pase siempre tenemos que decir la verdad”. La verdad de una historia llena de momentos clave.

El 14 de enero de 1965 bajo el pontificado del Dr. Gregorio Modrego surgió la Fundación Sant Josep Oriol y se aprobaron sus estatutos. Por lo tanto, 1970 el obispo auxiliar de Barcelona, Ramon Daumal y Sierra se convierte en el primer  presidente delegado de la Fundación. Poco después Mn. Raventós se convertiría en rector de la residencia que dirigió hasta el 2015.

Finalmente, el 18 de junio de 1968 cuando se inaugura la Residencia Sacerdotal Sant Josep Oriol por la entonces arzobispo de Barcelona Mons. Marcelo González Martín. “Hay que destacar la inconmensurable ayuda de las hermanas hospitalarias de la Santa Cruz. Han tenido cura de la residencia desde su creación” aseguraba Mons. Saiz.

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...

20 septiembre, 2019
El encuentro en la basílica de la Sagrada Familia refuerza la cooperación entre los directores de comunicación de empresas con sede en Cataluña y la Iglesia Archidiocesana de Barcelona