La Merced sale en procesión hacia la Catedral

La patrona de Barcelona llena las calles como "signo de comunión de una Iglesia en salida"

Fotografies: Ramon Ripoll

Con motivo de la próxima festividad de la Virgen de la Merced, que tendrá lugar el 24 de septiembre, la patrona de Barcelona salió en procesión desde la basílica, hasta la Catedral. El obispo auxiliar Mons. Sergi Gordo asistió al acto y presidió la celebración de la eucaristía, que tuvo lugar a continuación con los fieles y que se unieron durante el cortejo.

Procesión y celebración

Un gran número de la feligresía barcelonesa se añadió a la procesión con cantos de alabanza a la Virgen, que iba precedida de las cofradías y miembros de la curia. No faltó la cofradía de la Hermandad de la Virgen de la Merced, encargados de organizar todos los preparativos. 

La procesión llegó a la catedral de Barcelona entrando por la puerta principal. La madre de Dios atravesó el coro hasta situarse en el presbiterio, donde estuvo presente durante toda la celebración.

«Estamos con la Virgen, estamos con ella nuestra patrona». Así comenzó la homilía el obispo Sergi Gordo, el cual dio la bienvenida a todos los presentes. Entre estos, el rector de la Basílica parroquial de la Virgen de la merced, Mn. Fermin Delgado, así como el Consiliario del Secretariado de hermandades Mn. Gregori Manso Santos, así como los hermanos mercedarios. También agradeció la presencia de la Orden Santo Sepulcro y la Orden Constantino de San Jorge.

«Signo de comunión y salida»

El obispo Sergi, se refirió a la procesión como un «signo de comunión de esta Iglesia que ha caminado por las calles con salida». Recordó las palabras de Jesús: «haced lo que Jesús os diga». «Jesús nos invita a actuar tal como la Virgen, con voluntad misericordiosa y revelar que el Señor sale al encuentro», dijo el obispo.

El obispo invitó a los presentes a actuar como los mercedarios que siguen los pasos de San Pedro Nolasco, es decir, «siempre luchando por la persona, capaces de ayudar a todos aquellos que sufren», exponía Mons. Gordo.

La celebración finalizó con la entonación de los Gozos de la Merced, que el mismo obispo citó: «De los cautivos Madre y patrona, que del cielo habéis bajaso, Princesa de Barcelona, ​​proteged vuestra ciudad».

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...

22 octubre, 2019
La FJM inaugura el curso con nuevo presidente y con el objetivo de potenciar los seminarios, acentuar la sintonía con las preocupaciones de actualidad y ampliar su faceta internacional
21 octubre, 2019
El Mes Misionero Extraordinario posa su punto final con un Tren Misionero que hace parada en Catalunya y que finaliza su recorrido con la Jornada Mundial del Domund