Cuba por la libertad religiosa

Un sacerdote cubano asegura que la iglesia del país es muy creativa pese a las prohibiciones de su gobierno

“Hay libertad de culto pero no libertad plena de religión”. Así lo explica el sacerdote cubano Ronaldo Montes De Oca en el reportaje de esta semana para Rome Reports. El padre Rolando estudia Comunicación en Roma. Se forma en la Ciudad Eterna para volver a su Cuba natal y comunicar con mayor eficacia la vida y la actividad de la Iglesia en la Isla, pero no lo va a tener fácil.

La iglesia y los medios cubanos

Una iglesia sin presencia estable de los medios de comunicación, solo en algunos momentos especiales donde los obispos pueden expresarse. “Queríamos tener esa posibilidad como algo que aportar a la sociedad y que, de momento, no está reconocida” explicaba el sacerdote cubano.

A grandes problemas, grandes soluciones. La Iglesia cubana ha sabido aprovechar su situación para desarrollar una creatividad especial como son las casas de misión. Ante las dificultades impuestas por el régimen comunista para edificar templos, los hogares se han convertido, literalmente, en Iglesias domésticas.

Dificultades de la Iglesia cubana

 “Hay dificultades porque normalmente no se pueden construir templos, ahora se han inaugurado tres pero llevamos muchos años pidiendo poder construir templos en poblaciones donde no los tienen”.  Explicaba el P. Ronaldo. En prácticamente todos los pueblos de Cuba existen comunidades cristianas con mucha vitalidad sin necesitar un templo. Allí se forman grupos de personas donde se celebra la Eucaristía y los sacramentos ya puede ser en una casa como debajo de un árbol.

El puente entre la Iglesia y el gobierno comunista lleva tendiéndose durante 60 años piedra a piedra, con mucho esfuerzo de entendimiento y de diálogo. Sin embargo, tal y como explica el padre Rolando, queda aún bastante por hacer en términos de libertad religiosa.

La libertad

En la libertad religiosa hay que hacer un largo camino todavía

Según el P. Ronaldo aún queda mucho recorrido por hacer para llegar a la libertad plena de religión que poco a poco se va construyendo gracias al diálogo. En el camino ha habido gestos grandes e importantes, como la presencia de los Pontífices en la Isla, y también otros tímidos pero significativos, como la reciente visita del nuevo presidente Díaz Canel al santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre. Lo que es indudable, según este sacerdote, es que el pueblo cubano es profundamente religioso. Unas raíces que ni 60 años de marxismo ateo han podido erradicar.

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...