La «Guía Michelin de los pobres», ahora también en app

Nace la aplicación móvil de la guía que informa de los lugares de acogida de Barcelona con el nombre "DÓNDE comer, dormir, lavarse - Barcelona"

La Comunidad de Sant’Egidio ha presentado la decimocuarta edición de la Guía Michelin de los pobres con la novedad de su lanzamiento en aplicación móvil (de momento solo disponible en Google Play). El equipo ha informado de esta nueva iniciativa y lo ha ilustrado en la situación en que se encuentra actualmente el sinhogarismo en Barcelona.

Según datos de 2017 de la Xarxa d’Atenció a Persones Sense Llar (XAPSLL) y el Servicio de Inserción Social (SIS), en Barcelona hay 3.383 personas «sin hogar», de las que 1.227 son «sin techo». Del total de los 3.383 en 2017, sólo 415 vivían en asentamientos y 2.006 estaban alojadas en equipamientos residenciales para personas sin hogar.

Según Jaume Castro, responsable de la Comunidad en Barcelona, ​​la guía permite hacer una radiografía para ver los servicios destinados a los colectivos más pobres. Un grano de arena para poner solución a la «integración de las personas pobres en la sociedad».

La guía recoge todas las indicaciones de los servicios públicos y privados, como asistencia sanitaria para extranjeros, documentos, trabajo y formación profesional… y también donde dormir, comer o lavarse.

De los datos que ha proporcionado David Coromina, sobre los centros de acogida actuales donde poder dormir, se deduce que más de 1400 personas no encuentran cobijo durante la noche y duermen en la calle. Por esta razón, la Comunidad pide «crear centros residenciales fijos de baja exigencia, lugares dignos que den respuesta a las personas que continúan durmiendo en la calle».

Sobre «dónde comer», actualmente en la ciudad se da una media de 2.700 comidas al día. 150 más que el año pasado. Finalmente, sobre «donde lavarse» sólo hay 11 lugares donde poder lavarse gratuitamente, que representan un total de 263 duchas diarias. En los últimos 5 años, sólo ha incrementado en 25 el número de duchas que se hacen al día. De este modo, aún hoy es una necesidad básica e insuficiente.

Raquel Sancho de Sant’Egidio ha dado voz a estos datos contando historias recogidas por la Comunidad. Ha explicado que una gran mayoría de los acogidos son extranjeros, sobre todo procedentes de Rumanía, Marruecos y de América Latina. Desde hace pocos años, también muchos son refugiados sirios, como el caso de Sira, una joven que vive con la familia y que ahora se encuentra a punto de perder su hogar en Barcelona por la negativa del casero que le renueve el contrato del piso o, como el caso de Mohammed, que vive con su mujer y sus dos hijos en una habitación de 20 m².

De todas las historias, Sancho ha destacado el gran lazo de amistad que se establece entre los acogidos y los miembros de la Comunidad. «Para los sin techo, Sant’Egidio es la familia que no tienen […] Todo comienza en detenerse para intercambiar dos palabras en una acera. Una pequeña ayuda que puede ser un bocadillo, una sopa caliente… y aquí surgen itinerarios sorprendentes para rescatar y liberar personas golpeadas por la dureza de la vida en encontrar amistad, una relación personal «, explicó finalmente.

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...

16 julio, 2019
Entrevista a Carles Armengol, autor del libro "Cambiar el consumo para cambiar la vida", donde se habla de la vinculación entre el consumismo y la crisis social y ambiental que se está sufriendo a escala global