Inicio > Noticias > Vaticano

Fe y deporte, unidos

“Dar lo mejor de uno mismo” el nuevo documento pontificio sobre la perspectiva cristiana en la práctica deportiva

Hoy que empieza el Mundial de Rusia 2018, ofrecemos la perspectiva cristianaen la práctica del deporte y en la persona humana con el primer documento de la Iglesia dedicado exclusivamente a ello. “Dar el mejor de un mismo” es el título de un trabajo elaborado por el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida.

Cuando una persona da lo mejor de sí misma, experimenta la alegría del deber cumplido

Con estas palabras empieza un documento que consta de cinco capítulos, con los cuales se pretende ayudar al lector a entender esta relación entre dar lo mejor de un mismo en lo que respecta al deporte y vivir la fe cristiana en todos sus aspectos.

Cinco capítulos de Fe y Deporte

Primer capítulo

En este primer capítulo encontramos las razones del interés de la Iglesia por el deporte y la necesidad de una pastoral deportiva. Un argumento que se ve secundado por tres pilares: el esfuerzo físico como medio de expresión y el deseo de paz, fraternidad y solidaridad. Palabras clave que el deporte tiene que ayudar a difundir.

Segundo capítulo

La contextualización del fenómeno deportivo en la sociedad actual. Esta es la premisa del segundo capítulo del documento de la Iglesia. Se llega a la conclusión que la práctica deportiva es una constante antropológica. A la vez, es un fenómeno universal en casi todas las culturas.

Tercer capítulo

Un capítulo donde se profundiza el significado del deporte para la persona. El punto de partida son las consideraciones sobre temas conocidos en el debate católico sobre el deporte, como son la relación cuerpo-alma-espíritu. Un tema que sirve para ampliar la perspectiva de análisis hacia calidades inherentes al deporte: el espíritu del sacrificio, el sentido de la responsabilidad, la capacidad de trabajar en equipo, la alegría, el respecto de las reglas, el valor, la armonía, la solidaridad.

Cuarto capítulo

Los retos abiertos. Un capítulo sólo dedicado a aquellos retos todavía por hacer dentro del mundo del deporte. El deseo de contribuir a los valores auténticos a través del deporte, la promoción de cada deportista, sea el deporte que sea, la manera de superar los peligros que el deporte moderno afronta como el dopaje o la corrupción; son unos cuántos de los problemas a solucionar.

Quinto capítulo

El último capítulo trata del papel de la Iglesia para la humanización a través del deporte. Son muchos los lugares donde se manifiesta una pastoral del deporte; casa, la escuela, el gimnasio o la parroquia serían algunos casos. La Iglesia quiere desarrollar en cada sujeto; sea practicante o espectador, un bagaje de buenas cualidades que caracterizan el buen deportista, que también se caracteriza como un buen ciudadano y a un buen cristiano.

Cono nace el documento

El Consejo Pontificio para los Laicos fue el instigador del proyecto en el que san Juan Pablo II confió la tarea de ser un punto de referencia por las organizaciones deportivas, a escala nacional e internacional. De este modo se pretendía sensibilizar en todas las iglesias locales sobre la pastoral en ambientes deportivos.

La universalidad es el punto fuerte de este documento. Un proyecto que se caracteriza en la capacidad de ir más allá de un resultado; para ofrecer una serie de reflexiones que sean de gran ayuda, no sólo a los clubes y federaciones, sino también a cada deportista y atleta individual.

Promotores del documento

El documento ha sido creado por el cardenal Kevin Farrell, prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida. También por Antonella Stelitano, investigadora, miembro de la Sociedad Italiana de Historia del Deporte; Patrick Kelly, Profesor Asociado de Teología, Universidad de Seattle, EEUU; y Santiago Pérez de Camino, Responsable de la Oficina Iglesia y Deporte del Dicasterio.

También han contribuido a la revisión del documento algunos colaboradores y expertos del mismo Dicasterio cómo son; Sr. Daniele Pasquini, Presidente de CSI Roma; el Prof. Dries Vanysacker, Profesor de Teología en la KU Leuven en Bélgica; Alexandre Borges de Magalhaes, escritor y coordinador general del Movimiento de Vida Cristiana en Perú; y para finalizar, Manoj Sunny, exatleta olímpico en India y fundador del Movimiento Jesus Youth.

Te interesará ...