¿Cómo se vive la Semana Santa en Roma?

Crónica de los días santos y las palabras del papa Francisco desde la sede de la cristiandad

Aquello que llevaban años anunciando los profetas se ha cumplido. Jonás estuvo tres días en el vientre de la ballena sin poder salir. No deja de ser una prefiguración de lo que vendrá y se ha cumplido según el cristianismo: la muerte y Resurrección de Jesús. Unos días de recogimiento, de penitencia y de plegaria. Unos días que invitan a contemplar la cruz, la cruz que identifica el dolor y la pasión. Con la Semana Santa ya en las espaldas, vale recordar los momentos más destacados en el corazón del cristianismo. ¿Cómo se vive desde la sede de la cristiandad? Nos transportamos a Roma para ver a través de los binocles los momentos más destacados.

Domingo de Ramos

Coincidiendo con la XXXIV Jornada Mundial de la Juventud, el pontífice recordó el acercamiento de la Pasión en un día de festividad. Un momento que ramos, palmas y palmones llenaban Roma aclamando la llegada del Rey y Mesías en Jerusalén. Aun así, Francisco recordó dónde se encuentra el corazón de Cristo. Por lo tanto, su pensamiento está en el final: que va de la “condición de Dios” a la “condición de esclavo”. Un camino que lo lleva de la “humillación en la obediencia”.

No obstante, se trata de un doble misterio: aclamación y ensañamiento. Animó a acompañar con fe al Señor en los días santos y tener siempre la enseñanza de la Pasión “como modelo de vida y de victoria contra el mal”.

También, recordó que lo más sorprendente de la pasión no solo es el dolor, sino la obediencia de Jesús. Y es que se trata de un “abandono confiado en el Padre”. En resumen, desde los 40 días en el desierto hasta la Pasión, Jesús rehusa la tentación a partir de la confianza obediente en el Padre. Francisco añadió que “con la cruz no se puede negociar, o se abraza o se rehusa. Y con su humillación, Jesús quiso abrir el camino de la fe y precedernos a él”.

Además, no faltaron las palabras que dirigió a los jóvenes. Los animó a “no avergonzarse de mostrar su entusiasmo por Jesús, de gritar que Él vive y que es vuestra vida”. A la vez, recordó que no tengan miedo de “seguir el camino de la cruz”. Los animó, pues, a desvincularse de sus seguridades, animándolos a confiar de pleno en el Padre”. Finalmente, destacó el silencio de Jesús. Un silencio alejado de la busca a ser “mediático”.

Audiencia General del Papa

Diferentes banderas daban la bienvenida a la catequesis del Papa, centrada especialmente en las palabras que Jesús dirige a su Padre en la Pasión. Así, exhortaba a un encuentro con el perdón, puesto que “el Padre nos perdona y nos da el valor para perdonar”. En todo caso, el pontífice reflexionó con tres de las palabras que Jesús dirige al Padre.

  • “Padre, ha llegado la hora: glorifica a tu Hijo” (Jn 17, 1): Y es que, según Francisco, la verdadera gloria es la del Amor, puesto que es “la única que da vida al mundo”. Así, indicaba que “la gloria indica la revelación de Dios, es el signo distintivo de su presencia salvadora entre los hombres”. Además, se trata de una gloria paradójica, sin aplausos. De este modo, el centro no se encuentra en el “yo”, sino en “el otro”.
  • “Abba, Padre”: En el huerto de Getsemaní, Jesús se dirige a Dios como “Abba”, Padre. Es una manera de demostrar, pues, que Dios es Padre. Un Padre que nos da fuerzas para seguir adelante y que nos demuestra que no estamos solos. “La soledad no ofrece salidas, sino la oración” –comentaba- “cuando entramos en nuestro Getsemaní, recordamos rogar así: Padre”.
  • “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Lc 23, 24): Se trataría, pues, de confiar en el Padre “con las pruebas que nos afligen y encontrando en Él el abrazo misericordioso que nos anima a perdonar los otros”.

Via Crucis en el Coliseo

El Camino de la Cruz. Un momento de silencio y de reflexión. Es en el Coliseo, en el seno de la muerte de tantos cristianos en tiempos antiguos, donde se lleva a cabo el Via crucis. Donde años atrás había sido el escenario de muchos mártires, se convierte nuevamente en un lugar de plegaria y oración. En este en torno a dolor, de Muerte y tocando la Pasión, el Papa pedía en sus palabras poder ver la cruz de Jesús y todas las cruces del mundo: la de las personas solas y abandonadas, la de las personas consagradas o la de la Iglesia.

Vigilia Pascual

Són las 20:30. San Pedro del Vaticano queda inducido por la oscuridad. Una oscuridad que recuerda la tristeza y la confusión que generó la muerte de Jesús, el Mesías. Solo una pequeña luz ilumina el altar. Poco a poco, las velas de los fieles ayudan a crear un clima de esperanza, formando chispas de fe. Gloria! Cristo ha resucitado para salvarnos de la muerte! Suenan las trompetas que anuncian la salvación, la victoria por el triunfo de Jesús de Nazaret. Todo el que se había convertido en oscuridad, pasa a la luz. “Una fiesta de remoción de las piedras”, explicaba el Papa. Así, animaba a descubrir cuáles son las piedras que tenemos en nuestro corazón y tenemos que remover, como la piedra de la desconfianza o la del pecado.

También, recordó que Jesús “no es un personaje del pasado, sino que es una persona que vive hoy” y que “no se lo conoce en los libros de historia, sino que se lo encuentra en la vida”. 8 de los presentes pudieron recibir el sacramento del bautismo, de la comunión o de la confirmación de las manos del mismo Francisco.

Domingo de Pascua

“Cristo vive y se queda con nosotros!”- recordaba el Papa como conclusión de la Semana Santa. Es la resurrección de Cristo el comienzo de una vida nueva por todos los hombres y mujeres, porque la “renovación empieza desde el corazón, desde la conciencia”. Y es la Pascua el comienzo de un mundo nuevo, liberado de la esclavitud del pecado y de la muerte. En todo caso, recordó encomendar y rogar por todos los hermanos de Sri Lanka, víctimas mortales del atentado en una noche de esperanza como la de Pascua.

Crónica realizada desde la Ciudad del Vaticano

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...

19 agosto, 2019
El segundo capítulo del Instrumentum Laboris propone una conversión ecológica integral que se preocupe por la tierra amazónica y por los pueblos indígenas que habitan en ella
17 agosto, 2019
Comunicado de la red 'Migrantes con Derechos' emitido el pasado 14 de agosto donde se denuncia la situación de los refugiados en el mar y la falta de iniciativa de los Gobiernos de España, Italia y Malta