Cinema Espiritual: «Toy Story 4»

Llega a los cines una nueva aventura de Woody y el grupo de juguetes para disfrutar del sentido de la amistad y de la vida

Esta semana, llega una de las películas más esperadas del verano: Toy Story 4. Disney- Pixar ha estrenado la última entrega de la saga dirigida por Josh Cooley. De hecho, no se esperaba un nuevo episodio de las aventuras de este equipo de juguetes pero, una vez más, vuelven a los cines y sin defraudar.

Sinopsis

El cawboy Woody y el estelar Buzz Lightyear conviven con los amigos de siempre, cuidados por la pequeña Bonnie. Una nueva habitación, nuevos juguetes y nuevas historias. La trama comienza cuando la pequeña añade entre sus juguetes a Forky. Será un nuevo juguete que se añadirá a la pandilla. Así, servirá para que los viejos y nuevos amigos le enseñen al Woody cuantas posibilidades reserva el mundo para ellos.

El sentido de la vida

Este equipo de amigos incansables, algunos de plástico y otros de ropa, demuestra cómo la amistad puede llegar a ser el factor clave para superarse y alcanzar las mismas metas. Con esta nueva aventura, Pixar recorre temas universales como: las relaciones, la autoestima, el compromiso, la fidelidad, etc. Hace una mirada indirecta hacia el paso del tiempo. En este sentido, demuestra como el hecho de ser el más antiguo tiene un puñado de valores indispensables y como el ser nuevo y más inexperto, no debe ser un inconveniente para crecer.

Tal como explica el crítico de cine espiritual, Mn. Peio, Toy Story 4 invita a reflexionar al espectador sobre el sentido de la vida a través de los personajes que aparecen.

 

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...

11 octubre, 2019
Llega a los cines la nueva adaptación del Joker, catalogada como «la película imprescindible del año»
11 octubre, 2019
El obispo auxiliar de Barcelona Mons. Antoni Vadell preside la misa de inicio de curso de los jóvenes universitarios católicos: «La universidad no es solo abrir la puerta al conocimiento, también tenemos que abrir nuestros corazones»