Inicio > Noticias > Iglesia de Barcelona

Apostolado Seglar celebra el fin de curso

El lema "De colaboradores a corresponsables" culmina con la participación y debate de las entidades de iglesia y con el obispo Sebastià Taltavull

Con la asistencia de una cuarentena de personas la Delegación Diocesana de Apostolado Seglar celebró en el Seminario Conciliar de Barcelona el pasado sábado por la mañana, su Jornada anual con la que culminaba este curso, los trabajos se han desarrollado bajo el lema “De colaboradores a corresponsables”. Esta Jornada fue precedida de dos encuentros de trabajo durante el curso en las que se dieron las pautas para trabajar la demanda que el Arzobispado hizo a todos los fieles convocándolos a participar en la elaboración del Nuevo Plan Pastoral.

La Jornada que comenzó a 2/4 de 10 de la mañana se desarrolló en dos partes. En la primera se informó a los asistentes de las principales respuestas a las 4 primeras partes del documento de trabajo elaborado por un equipo de expertos. Y en la segunda parte, que se quiso que fuera participativa, se trabajó el 5 º) apartado del cuestionario en el que se pedía “imaginar propuestas concretas y osadas”.

Para evitar intervenciones largas se repartieron unos “pasos” para que cada uno hiciera por escrito su aportación y procurase hacerlo de forma resumida. Tras una presentación de las 5 ideas que se han valorado como las más recurrentes en las respuestas al cuestionario se abrió un debate que se presentó en 2 bloques. Un primer más genérico de “Acciones concretas de Gestión y Organización Pastoral” y un segundo dirigido a las acciones en los ámbitos de los que cada uno forma parte, ya sean parroquias, comunidades, movimientos o instituciones ya sean de tipo Archidiocesano, cultural, social, político o de participación ciudadana. Las aportaciones fueron numerosas y variadas. En gran parte de este debate se contó con la presencia del Obispo auxiliar Mn. Sebastià Taltavull.

Como cierre de la Jornada se celebró una Eucaristía compartida con otras entidades de Iglesia que también celebraban su Encuentro anual. Un brindis final fue el colofón de una Jornada donde, con el mutuo conocimiento se manifiesta la riqueza de la Iglesia en su diversidad de maneras de hacer y de criterios de actuación, pero todos encaminados a un mismo objetivo final: ¿Qué la gente conozca a Jesús y difundir su mensaje.

[Text: Apostolado Seglar]

Te interesará ...

Lo más leído