Inicio > Noticias > Càritas > Iglesia de Barcelona

36% de personas afectadas por la exclusión residencial

Cáritas Diocesana de Barcelona presenta el informe "El Hogar es la Clave", donde alerta de la emergencia habitacional que viven muchas de las personas de la diócesis de Barcelona

“Tener una casa propia me permite tener libertad”. Estas son las palabras de Maria José Roda, una de las personas que, gracias a Càritas, disfruta de un hogar. Y es que la emergencia de la vivienda es un problema en aumento. Según ha explicado Càritas Barcelona en el informe “El Hogar es la Clave“, 1 de cada 2 menores de la Diócesis de Barcelona vive en una vivienda inadecuada e insegura. Así, las cifras no dejan de ser impactantes y crecientes puesto que, desde el 2007, han aumentado el 40% de las personas en riesgo de exclusión social severa en España.

Un 36% de personas afectadas

Actualmente, un 36% de la población de la Diócesis de Barcelona vive con dificultades relacionadas con la exclusión residencial. Esto quiere decir estar en viviendas inseguras y en viviendas inadecuadas (en condiciones de insalubridad, hacinamiento…). También hace referencia a tener que pagar un gasto excesivo en vivienda (que las deja bajo el umbral de la pobreza severa).

“Como Iglesia, constatamos que las condiciones de vida de los más vulnerables no han mejorado“, ha indicado el delegado episcopal, Mn. Josep Matías. Además, ha querido dar un mensaje de esperanza remarcando que la Iglesia siempre estará con las personas que más sufren.

Formas de exclusión residencial

El organismo de la Iglesia católica ha explicado que hay cuatro formas de exclusión residencial. Así, la punta del iceberg son las personas sin techo que viven en la calle. También se encuentran en este punto los que están sin hogar y viven en una institución.

Ahora bien, después está la parte invisible del iceberg, que son todos los que viven en un hogar inseguro. Estas no disponen, por ejemplo, de una titularidad de vivienda. También están dentro de este grupo los que viven en un hogar inadecuado.

Un riesgo en aumento

Con datos exactos, hay 3 colectivos que son los que más sufren los riesgos. Primeramente, el 36% aumenta hasta el 69% para las personas en situación de paro. En segundo lugar, aumenta hasta el 44% para las familias con menores y, finalmente, un 72% de incremento para las personas extranjeras no comunitarias.

La función Càritas Barcelona

La diócesis de Barcelona engloba la ciudad de Barcelona, Hospitalet, Cornellà y toda la zona del Maresme hasta llegar a Sant Vicenç de Montalt. De este modo, se atienen sobre todo personas sin hogar, gente mayor, infancia y familias. El núcleo son, sobre todo, las familias por eso se atienen 348 pisos unifamiliares.

Aun así, la entidad es consciente de los numerosos casos de dificultad. Por lo tanto, también se atiende a la realidad de las mujeres que han sufrido violencia de género, víctimas de perder casa y trabajo. De lo contrario, hay 25 pisos compartidos por todos los jóvenes y menores que necesitan apoyo socioeducativo. Además, 2 centros residenciales por personas en situación de régimen penitenciario y se han abierto dos servicios. Por una parte, uno de mediación en vivienda que atiende a 400 personas. Por otra parte, hay el servicio de acompañamiento en derechos para dar asesoramiento jurídico a los sin techo.

Un derecho esencial 

El director de Càritas Diocesana de Barcelona, Salvador Busquets, ha indicado que durante el 2018, la organización ha puesto a disposición de las personas más vulnerables 1.351 plazas repartidas en pisos unifamiliares, pisos compartidos y centros residenciales. Finalmente, Busquets ha destacado que el hogar es un tema clave que hay que abordar colectivamente, y que no podemos dejarlo en manos de unas leyes de la oferta y la demanda sin límites. “El acceso a un hogar es un derecho esencial para todas las personas. Garantiza el acceso en la educación, a la sanidad o a ejercer una ciudadanía llena, y como sociedad tenemos el deber de dar respuesta“.

Te interesará ...