125 años de colonias en Cataluña

La Fundación Pere Tarrés celebra el aniversario de la educación en el ocio al Palau de la Generalitat

Foulards de colores, el disparo distintivo de los Esplais catalanes, llenaron el Palau de la Generalitat con motivo de los 125 años de las colonias de vacaciones. 250 personas se reunieron en la Sala Sant Jordi. Contaba con la presencia del presidente, Quim Torra. También con el consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir el Homrani. Además del director general de la Fundación Pere Tarrés, Josep Oriol Pujol y del obispo auxiliar de Barcelona, Mons. Sergi Gordo. Además, de los representantes de las principales entidades de ocio del territorio.

El Esplai en Cataluña

El 1883 un grupo de monitores y 671 niños de Barcelona fueron los primeros catalanes a vivir la experiencia de marchar de Colonias de Vacaciones. Va se a villas como les Corts o Sarriá. Este año, 125 años después de aquella primera salida, la educación en el ocio celebra su larga y consolidada trayectoria en Catalunya. El verano pasado, uno de cada tres niños y jóvenes catalanes, un total de 414.953 (34,5%), participaron en alguna colonia, casal, acampada, ruta o campo de trabajo, según datos de la dirección general de Juventud.

El director general de la Fundación Pere Tarrés, Oriol Pujol, habló de los intangibles asociados a las colonias. Estos han ayudado miles de niños y adolescentes a ser. “Más personas, respetuosos con el otro, con la natura, comprometidos, responsables, gente de paz, reflexivos y abiertos a los trascendentes.”

Balance de 125 años

Este año Cataluña celebra que en 1893 la Sociedad de Amigos del País organizó una primera tanda de colonias. La celebración del 125º aniversario es un homenaje. Sobre todo a las personas que han liderado las federaciones, las escuelas y las casas de colonias. La conmemoración quiere poner de relieve. “La figura de los monitores, ellos y ellas han sido los verdaderos artífices de la educación en el ocio de miles de niños y jóvenes”.

El reconocimiento de los 125 años de Colonias de Vacaciones al territorio coincide con el 90º aniversario del escultismo. También con los 60 años del inicio de la actividad de la Fundación Pere Tarrés. Una fundación iniciada con la organización de las colonias en el marco de Cáritas Diocesana de Barcelona.

Retos de futuro

El aniversario de los 125 años de Colonias de Vacaciones en Catalunya es un buen momento para mirar hacia el futuro del ocio educativo. Según explicó el director general Oriol Pujol, hay cuatro retos que hay que poner sobre la mesa. Para así, seguir mejorando la educación en el ocio. Primeramente, “garantizar la calidad de las actividades”. En segundo lugar, universalizar el acceso en la educación en el ocio; un tema que “nos preocupa mucho y que a través de sus becas procuramos que ningún niño se quede sin colonias” aseguraba Pujol.

En tercer lugar, “hay que mejorar la entente y coordinación de las diferentes federaciones y entidades que promueven la educación en el ocio”. El último punto es el de evitar el exceso de regulación de las actividades de ocio por parte de la administración porque “una regulación mínima es necesaria pero si vamos normativizandolo todo, lo hacemos inabarcable al voluntariado de los jóvenes monitores y monitores”.

La música puso el punto final a la celebración que hizo levantar a todos los presentes, entrecruzando brazos y piernas para cantar el Adéu Siau, un tema tan cantado a las colonias y casales de verano cuando tocaba volver a casa y despedirse de todos los monitores y monitores que después de 125 años siguen educando en el ocio.

Te interesará ...