Pàgina d'inici > Noticies

Inauguració de les Jornades de Litúrgia

[TRADUCCIÓ PENDENT] Palabras del Sr. Cardenal Arzobispo de Barcelona, Dr. Lluís Martínez Sistach, en la inauguración de las Jornadas Nacionales de Liturgia. Barcelona 25 de octubre de 2011 Inauguramos con satisfacción estas Jornadas Nacionales de Liturgia dedicadas al ars celebrandi, y lo hacemos en la ciudad y archidiócesis de Barcelona en donde emerge en el […]

[TRADUCCIÓ PENDENT]

Palabras del Sr. Cardenal Arzobispo de Barcelona, Dr. Lluís Martínez Sistach,

en la inauguración de las Jornadas Nacionales de Liturgia.

Barcelona 25 de octubre de 2011

Inauguramos con satisfacción estas Jornadas Nacionales de Liturgia dedicadas al ars celebrandi, y lo hacemos en la ciudad y archidiócesis de Barcelona en donde emerge en el centro de la misma la belleza singular y la rica simbología religiosa de la Basílica de la Sagrada Familia.

El 7 de noviembre de 2010 el Santo Padre dedicó el templo proyectado e iniciado por el genial arquitecto Antoni Gaudí. Fue una celebración que puso de relieve para todos los participantes y las multitudes que seguían la celebración por los medios de comunicación, una rica manifestación del ars celebrandi de las celebraciones litúrgicas. El mismo Santo Padre, en la comida en el Arzobispado, me dijo que de aquella celebración conservaría siempre un recuerdo inolvidable. No creo equivocarme al decir que todos los que participamos en dicha celebración coincidimos en conservar también un recuerdo inolvidable de la misma. Se unieron en la referida celebración diversos elementos que hicieron muy propicio el ars celebrandi, desde ser presidida por el Sucesor de Pedro, pasando por la singular y reconocida belleza y significación litúrgica de la basílica hasta el riquísimo contenido expresivo del rito de la dedicación de una iglesia y un altar.

En los trabajos sinodales dedicados a la eucaristía se insistió diversas veces en la importancia del ars celebrandi y se relacionó directamente con la participación plena, activa y fructuosa de todos los fieles. El ars celebrandi es la mejor premisa, nos recuerda el Santo Padre Benedicto XVI en su exhortación apostólica Sacramentum caritatis, para la actuosa participatio. Como puede observarse, en el programa figuran distintas ponencias y comunicaciones que versan sobre el arte de celebrar y sobre la participación.

Todos estamos interesados, pastores y fieles, en preparar y realizar celebraciones litúrgicas que reúnan estas dos cualidades. La participación activa de todos en la celebración y que se celebre con toda la belleza posible es un objetivo que forma parte de la pastoral litúrgica. Por ello, la Comisión Episcopal de Liturgia ha considerado muy pertinente y actual dedicar estas Jornadas a esta temática que fue objeto de estudio en el Sínodo de Obispos dedicado a la Eucaristía y a la cual se ha referido explícitamente el Santo Padre Benedicto XVI en su exhortación apostólica.

En el arte de celebrar, lo que en la vida ordinaria se denomina inspiración, aquí se denomina obediencia a la fe y docilidad al Espíritu. Estas actitudes deben ir acompañadas de un anhelo sincero para celebrar la Liturgia con una explícita y amorosa comunión eclesial. Nuestra Madre Iglesia es la que tiene que ser nuestra maestra en el arte de hacer fructificar, espiritualmente, las acciones y las plegarias litúrgicas.

El Papa Benedicto XVI nos recuerda esto mismo cuando en su exhortación apostólica Sacramentum caritatis, nos dice que el arte de celebrar “proviene de la obediencia fiel a las normas litúrgicas en su plenitud” (N. 38), para seguir más adelante con estas palabras: “En realidad, la participación activa deseada por el Concilio se ha de comprender en términos más sustanciales, partiendo de una mayor toma de conciencia del misterio que se celebra y su relación con la vida cotidiana” (N. 52).

Como un acto muy importante de las Jornadas, tendremos la celebración de la eucaristía en la cripta de la Sagrada Familia construida por el Siervo de Dios Antoni Gaudí, junto a su sepulcro situado en una capilla lateral y la visita a la Basílica de la Sagrada Familia. La belleza y la simbología bíblica, teológica, litúrgica y catequética de la Basílica nos hará revivir la celebración de su dedicación presidida por el Santo Padre que fue en realidad una expresión clara y vivida del ars celebrandi.

Como pastor de esta Iglesia de Barcelona os deseo a todos una estancia muy agradable en esta comunidad diocesana y en esta ciudad acogedora, y que el trabajo que realicemos estos días sea muy fecundo para cada uno de vosotros, para vuestras diócesis y para colaborar activamente en el ars celebrandi de la Liturgia. Deseo agradeceros a todos, Sres. Obispos, ponentes, asistentes, vuestra participación en estas Jornadas y el esfuerzo que habéis hecho para desplazaros y dedicar unos días a esta importantísima temática. Bienvenidos y buen trabajo.

T'interessarà ...

El més llegit